¿Cómo identificar una urgencia dental?

¿Cómo identificar una urgencia dental?

Si pensabas que ir al odontólogo es sólo para mejorar la estética de tu sonrisa, o para enderezar tus dientes cuando posees alguna desviación en su formación, estás equivocado. En la odontología también se tratan varios casos que pueden llegar a ser considerados como una urgencia dental.

Pero ¿Cómo puedo saber si se trata de una urgencia dental? Hay muchas características que puedes tomar en cuenta al momento de identificar si esa fuerte molestia que sientes, en realidad es una urgencia que requiera de la atención inmediata de tu odontólogo.

¿Qué es una urgencia dental?

Por más obvio que suene, una urgencia dental es cuando un problema oral te produce fuertes dolores en los dientes o la boca. A continuación, te explicamos algunas de las causas más comunes por la que los pacientes acuerden a consulta inmediatamente y que hacer si las presentas.

 Algunas de las urgencias dentales más comunes son las siguientes:

  • Inflamación facial (abscesos)

La acumulación de bacterias que generan estas inflamaciones y abscesos son graves y deben tratarse con la mayor rapidez posible para evitar que se extienda a otras partes de la cara, mandíbula o boca.

En el caso de que el absceso forme una fistula (un pequeño orificio por donde sale la materia), siempre se puede drenar aplicando presión en la zona con el dedo, lo que ayuda a disminuir la presión y el dolor. Enjuágate con agua y sal.

En estos casos en importante acudir a urgencias odontológicas o a la clínica más cercana.

  • Dolor de muelas

Este suele ser el tipo de emergencia más común entre los pacientes, la cual normalmente es causada por caries dental avanzada en alguna pieza dental. Si el dolor es fuerte, latente, espontáneo o que no te deja dormir, seguramente necesitarás un tratamiento de conductos. Toma un analgésico oral y acude a una consulta odontológica de urgencias para eliminar el dolor.

  • Fractura de un diente

Muchas veces ocurre que, al sufrir un traumatismo en la boca, el diente se fracture o se rompa. En estos casos debes enjuagarte la boca con agua y el diente fracturado con mucho cuidado. Aplica una compresa fría en la cara para combatir la inflamación y acude rápidamente a un odontólogo, para resolver la situación lo antes posible y evitar daños permanentes.

  • Diente Flojo

Otro efecto tras recibir un golpe puede ser el aflojamiento de un diente. En este caso, intenta no tocarlo con los dedos o con la punta de la lengua para evitar que se siga soltando. Acude a tu odontólogo para comprobar el estado de la raíz y poder proceder al tratamiento adecuado.

  • Pérdida de un Diente

Si el golpe recibido ha sido tan fuerte como para perder uno de tus dientes, te aconsejamos ante todo mantener la calma. Suavemente enjuaga tu boca con agua y también el diente. Intenta volver a colocarlo en su lugar, presionando suavemente y acude a la clínica más cercana, lo más pronto posible.

Cuanto menos tiempo pase el diente fuera de la boca, más posibilidades habrá de salvarlo. Así que acude lo mas pronto posible al odontólogo o a la clínica más cercana.

  • Sangrado y ardor en las encías

Si sientes molestias constantes en las encías y que no paran de sangran debes acudir a una limpieza dental lo más pronto posible. Recuerda no comer cítricos y enjuágate con agua y sal.

  • Heridas provocadas por la ortodoncia

Si utilizas brackets convencionales, puedes presentar fuertes molestias que esté causándolo el alambre roto o suelto. En este caso coloca una gasa en la zona que te lastima y acude a consulta para solucionarlo.

  • Dolor muscular

Uno de los casos más comunes en estos momentos de tanto estrés son el apretamiento dental o ¨bruxismo¨.

Si en las mañanas amaneces con dolor muscular en la mandíbula, boca o en la articulación temporomandibular (al lado de las orejas) es probable que estés apretando (y/o rechinado) los dientes inconscientemente mientras duermes. En este caso es importante acudir a consulta para confeccionar una placa miorrelajante y evitar que se refuerce el apretamiento.

  • Dolor postquirúrgico

Posterior a una extracción dental o una cirugía bucal, es normal inflamarse un poco o tener leve dolor en la zona, sin embargo, si el dolor es agudo y aumenta con el tiempo, puede ser que se esté infectando, por lo tanto, te recomendamos acudir a consulta odontológica de urgencias.

No tomes medicación por tu cuenta

Espera a que tu odontólogo te valore e indique los cuidados y fármacos correctos para tu caso.

¿Como evitar estas urgencias odontológicas?

Algunas de estas urgencias pueden prevenirse con sencillos actos, aquí te mencionamos algunos consejos:

  • Procura no utilizar los dientes para abrir, cortar o romper cosas.
  • Acude a consulta odontológica cada 6 meses para mantener tus dientes sanos y prevenir patologías.
  • Cepíllate los dientes 3 veces al día, ¡mantener una correcta higiene oral es la base de la salud bucal!
  • No te comas las uñas, esto aumenta el desgaste dental y ayuda al dolor muscular.
  • Utiliza siempre el cinturón de seguridad en el carro.
  • Si vas a practicar deporte de alto impacto, utiliza un protector bucal.

 

Recuerda que, mientras más temprano sea el diagnóstico de una urgencia dental, más fácil será la atención y menor el riesgo de que empeore, causando daños permanentes en tu dentadura.

En caso de necesitarnos, no dudes en llamarnos al 3113756906.

¡Estamos para ayudarte!